Traductor

lunes, 9 de marzo de 2020

Sentir que todo va



Hay días que me gustaría cerrar los ojos sin pensar en nadie
Para  poder volar, no despertar, sentir que todo va.

Tener la mente y cuerpo en paz.

Solo pensar en aquellos momentos, que me hacían sonreír, en los que no sentía dolor por nada.

 En los que nada ni nadie me hacia daño.

 Es tan fácil evadirse si queremos. 

Vive mejor", "Tú puedes", "Está en tu mano", "Sonríe", "Ve a por tu destino", Si quieres, puedes", "Dejar ir", etc.
¿Cuántas veces escuchamos mensajes similares, en dónde parece ser que el bienestar es algo fácilmente alcanzable si seguimos las indicaciones correctas? "Sólo hace falta desearlo"
 nos recuerda que si no lo obtenemos es porque no queremos. Ya no sólo en los mensajes, sino también en todo aquello que nos rodea. Todo está pensado para nuestro bienestar y confort. Hace tiempo le voy dando vueltas a este tema. Es evidente que nadie quiere vivir en el malestar y quedarse ahí de por vida. 
Es natural que busquemos el "estar bien",
 ¡quién no!
 Visto así, suena absurdo, ¿no?
Porque la ansiedad, la depresión, la rabia, la tristezael miedo... Todo ello surge por algo y podemos utilizarlo para algo: para aprender de ello y superarlo. Sí, con esfuerzo y un buen acompañamiento es posible. Hay que estar dispuesto a recorrer caminos que pueden ser dolorosos, es inevitable: es nuestro dolor y sólo nosotros podemos hacernos cargo de ello. 
Gracias por vuestra visita buen comienzo de semana 
carmen Csr