Traductor

miércoles, 20 de febrero de 2019

Nervios y depresión

Hola amigos he estado informándome sobre la depresión  un tema interesante y he querido compartirlo porque nos pasa a la mayoría muchas veces nos sentimos tristes deprimidos sin ganas de nada y últimamente yo misma he estado un poco de bajón aunque he tratado de restarle importancia en fin aquí os dejo un poco de información y ya sabes si te encuentras así trata de salir animate.

 La microbiota del tubo digestivo, lo que antes llamábamos flora intestinal, tiene una importancia sorprendente en procesos relacionados con el desarrollo del sistema nervioso, con su funcionamiento y con la psicología y el comportamiento, tanto en personas como en animales. Los microorganismos producen sustancias que tras atravesar el epitelio intestinal llegan a la sangre y a través de ella y tras cruzar la barrera hematoencefálica alcanzan el cerebro. A su vez el propio sistema nervioso también puede actuar sobre las bacterias intestinales, modulando sus proporciones relativas y su crecimiento. La comunicación entre microbiota y cerebro se cree que es, por tanto, bidireccional y que están implicados en ella los sistemas nervioso, endocrino e inmunitario. Entre los mediadores de la comunicación microbiota-intestino-cerebro están ácidos grados de cadena corta, como el butirato; neurotransmisores, como la serotonina y el GABA; hormonas, como el cortisol, y moduladores del sistema inmunitario, como el ácido quinolínico.
Mucho de lo que sabemos sobre microbiota y cerebro se basa en estudios que muestran una correlación entre especies concretas de bacterias, sus metabólicos y procesos nerviosos que pueden estar asociados a aspectos normales de la función cerebral como la memoria, a procesos del comportamiento, como las interacciones sociales y a distintos trastornos como las enfermedades neurodegenerativas o la depresión. Espero os sirva para estar un poquito más informados. Gracias por leer mi post, disfrutar del miercoles. carmensres.blob.com