Traductor

jueves, 30 de agosto de 2018

El día que todo me salió mal

                                                                   

Seguramente alguna vez en tu vida, habrás sentido que nada de lo que haces te salió bien.
 Es cierto muchas veces nada nos sale bien. 

 Solemos decir que mala suerte tengo o tengo la negra, en mi vida.

Te levantas un día y has perdido tu trabajo.

 En la calle, te han asaltado y robado.¿que más te puede pasar? ¡porque todo me sale tan mal!.

En nuestra desesperación, podemos pensar, que dios nos ha abandonado o todos están en contra mía.

  Tenemos que dejar esos pensamientos negativos fuera. Esas cosas pasan, son una serie de factores.

 Con el tiempo pasara, te reirás, cuando no te acuerdes  de lo mal que lo pasaste.

  Estos  son momentos, sin duda que tienen algo bueno, aunque no lo creas.

 Te llevas  un aprendizaje  de  la vida, duros sí, pero nadie dijo que la vida sea fácil.

 Hace tiempo  leí en algún lado, algo que  me pareció un relato interesante. Lo comparto,  espero os guste.                                                                                                                                        

              En china, un viajero, pasó por una calle y vio un local donde hacen tatuajes, le dio curiosidad. Se decidió  y entró. Vio un tatuaje que decía;  nacido para perder:  le preguntó al tatuador, si alguien era capaz de tatuarse esa frase. El hombre le respondió; Antes de que el tatuaje esté en el cuerpo, está en la mente.



TU PUEDES

           Respira, cierra los ojos y vence.                                                                                

 Escucha una música que venza a tus pensamientos.

Todos experimentamos agobio de vez en cuando.

Es algo que forma parte de los altibajos emocionales de la vida.

Las fuentes del estrés son muchas.

Puede tener su origen en nuestro entorno, en nuestro cuerpo, o en nuestros propios pensamientos. 

En cómo vemos el mundo que nos rodea.

 Sentirse así en momentos de presión. Muchas veces pasa que te sientes agobiado por trabajo, la vida cotidiana, la gente tantas cosas.

 Y no sabes qué hacer  con ese sentimiento que nos rodea.
RISAS Y MÁS RISAS

 Para intentar salir de todo esto podemos.

                                             REÍR A CARCAJADAS

 hasta que te duela todo,  busca una buena película de risa, intenta relajarte olvida tus cosas por un momento