Traductor

martes, 28 de agosto de 2018

Aprendiendo a vivir sin ti....


                                     
La muerte es un tema que nadie quisiera tocar.
Pero todos los humanos nos enfrentamos al dolor que produce la pérdida de un ser que amamos: un hijo, un hermano, unos padres, un familiar, un amigo. Sin quererlo nos encontramos con el desgarro de la muerte.
En esos momentos tan  amargos que nunca pensamos nos tocaba a nosotros.
En  medio de ese dolor, sentimos que nunca más podremos volver a ser feliz, tantos recuerdos, tantas cosas compartidas. Que nos parece mentira no lo veremos más.
Hace 19 meses por desgracia tocó a mi puerta y les diré como me sentí y me siento todavía.Una noche de enero  recibí una llamada, era mi sobrino para darme la peor noticia.
 Su padre, mi hermano había muerto. Recuerdo que me puse a llorar y estuve horas, no lo podía creer. Quiero a todos mis hermanos, pero el siempre estaba con nosotros, en todos nuestros asaderos siempreo me llamaba, riendo  me decía cualquier tontería estaba el, venía siempre que podía a mi casa. Les aseguro que me sentí con el corazón roto. Con una angustia terrible, Me pregunte porque el, que injusto, le encantaba la vida en si, solo tenía 56 años. Y tantos sueños sin cumplir, ya no lo veré más, ni tendré más momentos tan buenos con el, no oiré su risa, ni su voz. Tantos sentimientos encontrados. Pero tenía que seguir con la vida a pesar de mi dolor y mi gran perdida. La muerte me arrebató a mi hermano pero no  mis recuerdos con él.
 Se llevó su vida pero no nuestra relación vivida. Hasta siempre querido hermano.                                                                            
           TE QUIERO RAMÓN                         SIEMPRE EN MI  

                               CORAZÓN
lo que siempre te gusto