Traductor

jueves, 6 de septiembre de 2018

El que los escucha

                         Los chismosos morirán, el día que mueran
                                               los oídos chismosos.       


La mayoría de las personas solemos exagerar un problema, una dificultad.

 Sin darnos cuenta deformamos la realidad, no solo estamos exagerando.

 También estamos mintiendo.

 Una cosa es mentir, decir algo con la intención deliberada de engañar.

 Pero otra cosa es compartir una información que pensamos sea verdad, luego te das cuenta y te enteras que no lo era.

 A Veces damos datos que entendemos equivocadamente, pero sin darnos cuenta hemos  producido un sufrimiento.

 Esas personas chismosa divide a los mejores amigos, y llega a separar familias.

 Donde entra un cotilla entra la división.

 Tenemos siempre que pensar mucho a la hora de hablar. 

Porque  hablar de más, trae dolor y si encima es falso mucho más.

 Muchas veces dejamos entrar en nuestra vida a gente que no conocemos bien, hasta la propia familia es así.

 Nunca conocemos realmente. 

Nuestra sociedad de ahora nos hace  preguntarnos constantemente  a quien depositamos nuestra confianza, es triste, pero si queremos evitar un sufrimiento no nos queda otra             

 Si te ha gustado y quieres dejar algún comentario estaré encantada.                                                        Gracias.   



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gusta escuchar. Pero más me gusta notar tu sonrisa. Gracias por participar